El gobierno español atraves del Ministerio de Fomento intercedera entre el conflicto de las VTC y el sector del taxi, poniendose del lado de este ultimo.

Fomento respalda al sector del taxi y frena la especulación con las licencias de Uber o Cabify

El Ministerio de Fomento va a tomar una serie de medidas en el sector del alquiler de coches con conductor que van en línea con lo que demandan los taxistas, enfrentados desde hace meses a las empresas que usan licencias VTC, como Uber o Cabify. Según ha informado en una nota, entre esas medidas está la prohibición de vender la licencia VTC en los dos años siguientes a su obtención, para evitar que se especule con ellas. También creará registros electrónicos de los servicios VTC para evitar que capten clientes en la calle, algo que los conductores de estos coches tienen prohibido.

fomento

Fomento explica en la nota que va a iniciar “urgentemente” la tramitación de estas medidas, aunque no señala cuándo estarán en vigor. El objetivo, explica el departamento que dirige Íñigo de la Serna, es “mejorar la situación en el sector del taxi y en el del alquiler de vehículos con conductor” y para “garantizar una convivencia ordenada y equilibrada entre ambos sectores.

La primera de las medidas es la prohibición de vender la licencia VTC durante dos años a partir de la fecha de la concesión. El objetivo es evitar la especulación que se lleva a cabo con estos permisos cuando una empresa o particular se hace con varios de ellos pagando la tasa correspondiente y después los vende, obteniendo un beneficio que, en ocasiones, puede llegar a miles de euros. Se trata de una medida que venían reclamando los taxistas desde hace tiempo, además de la obligación de operar la licencia de forma inmediata a su concesión.

Fomento también explica que la nueva norma “contemplará la creación de registros electrónicos públicos por las administraciones competentes” –no especifica cuáles- en los que las empresas o propietarios de estas licencias den cuenta del servicio antes de su prestación. Es decir, que quede registrado que han sido contratados por un cliente antes de transportarlo. Con esta medida, también reclamada por el gremio de taxistas, se pretende que los vehículos VTC cumplan el requisito de contratación previa y no capten clientes en la calle o mientras están aparcados cerca de puntos de mucha afluencia de posibles viajeros, como aeropuertos o estaciones. Igualmente, se controlará con el registro que los VTC no operen más de lo permitido fuera de su comunidad de origen. Esto último se puso de manifiesto durante la huelga de taxistas en Málaga durante la pasada feria de Agosto, cuando denunciaron que Cabify había “exportado” vehículos desde Madrid para hacer frente a la mayor demanda durante las fiestas.

Finalmente, Fomento anuncia que los actuales requisitos para las autorizaciones VTC serán de obligado cumplimiento tanto si la licencia se ha obtenido por la concesión administrativa correspondiente como si es resultado de una sentencia judicial, como las miles que se espera que sean concedidas en los próximos meses por un vacío judicial que hubo en la normativa entre 2009 y 2013.

Pese a que algunas de las medidas van en línea con lo que venía solicitando el sector del taxi, el presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi, Miguel Ruano, ha calificado las medidas de “parches” que no ayudarán “a un herido que está en la UCI”. “Son aspirinas, tiritas que solo aliviarán un poco el malestar, cuando la situación del sector es grave”, ha dicho.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Ver política